Carcassonne, Francia

Se trata, sin duda, de una de las ciudades más bellas de Francia.  Ubicada en la región de Languedoc-Roussillon, al paso del río Aude por la cada vez más de moda región del País Cátaro, sus murallas, palacios y puentes provocan en el viajero una enorme sensación de regresión en el tiempo, que le transportará a la época medieval.

Pasear por la Ciudadela, nombre que recibe el casco antiguo fortificado de Carcassonne, deja boquiabierto al visitante, tanto por la cantidad de torres que forman la muralla como por  la majestuosidad de sus plazas y sus calles, auténtico testimonio de del poder que ostentó esta pequeña ciudad siglos atrás.

La belleza de Carcassone es directamente proporcional a la cantidad de turismo que recibe al cabo del año, así que hay que prepararse para pagar precios algo abusivos en la mayoría de comercios, cafés, restaurantes y hoteles del caso antiguo de Carcassonne.

Anuncios